Red Hat deja Xen por KVM

Hasta hace una semana, Red Hat era partidaria de Xen. Red Hat fue la distribución que más fuerte apostó por Xen, junto con OpenSuse que la incorporó por el acuerdo que Novell firmó con XenSource. Pero es que Red Hat no solo apostó por Xen como sistema de virtualización, si no que además programó una interfaz gráfica sobre Xen, creando así un administrador de máquinas virtuales para Xen: Virt-Manager, el cual distribuía libremente. Este administrador es el que utilizamos la mayoría de usuarios que no deseamos pagar dinero por una solución de virtualización sobre Xen de pago, como por ejemplo las interfaces y aplicaciones creadas por la empresa Citrix (XenDesktop, XenServer, XenApp…).

Pero Red Hat ha anunciado recientemente un cambio de tercio: abandona Xen y adopta como solución de virtualización KVM. Linux KVM (Kernel Virtual Machine) está implementada en el propio núcleo Linux a partir de la versión 2.6.20. KVM convierte el núcleo Linux en un hipervisor utilizando un módulo del núcleo que permite a otros sistemas operativos alojados ejecutarse en este espacio de usuario del núcleo. El módulo KVM instalado en el núcleo expone el hardware virtualizado a través del dispositivo virtual /dev/kvm. Este modo de virtualización permite al sistema operativo alojado que se comunique con el módulo KVM utilizando un proceso que ejecuta un Qemu, modificado para obtener la emulación hardware.

Esquema de virtualización KVM

El módulo KVM aporta al núcleo un nuevo modo de ejecución: el modo guest( es el modo para ejecutar un sistema operativo virtualizado distinto del Linux base), mientras que el kernel vanilla(es el kernel estándar de Linux) aporta el modo kernel y el modo user. El nuevo módulo aportado por KVM es utilizado para ejecutar todo el código del sistema operativo virtualizado en el que no se utiliza E/S, y el modo normal de usuario proporciona la E/S para los sistemas operativos virtualizados.

Entiendo que KVM es una buena solución de virtualización puesto que fue la primera tecnología de virtualización que se implementó en el propio núcleo Linux. Cuando se ejecuta en hardware que soporta virtualización (Tecnologías VT y PACIFICA de Intel y AMD respectivamente) es posible hospedar a Linux (32 y 64 bits) y Windows (32 bits).

Veremos qué tal resulta la opción elegida por Red Hat para competir frente al resto de empresas que han adoptado Xen, VMWare… En cualquier caso, todo lo que sean nuevas apuestas, nuevas soluciones de virtualización, nuevos sistemas de gestión de virtualización… nos beneficia a todos. Quizá no tanto a los usuarios, que también, si no sobre todo a las empresas.

Un pensamiento sobre “Red Hat deja Xen por KVM

  1. Gracias por tomarse el tiempo para compartir esto, me parece muy importante que el amor y leer más sobre este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*